viernes, 17 de abril de 2009

CTRL Z


Entre los útiles escolares que siempre llamaron mi atención, están los borradores. Recuerdo a los clásicos "borradores de queso" (borradores blancos), o aquellos bicolor con los que a borrones ocultábamos nuestras imperfecciones escritas con esferos o bolígrafos. Había también de aquellos con formas curiosas, como osos, e incluso aquellos con forma de piezas de Legos. En los lápices HB, que incluyen un miniborrador en la cabecera, siempre terminaban siendo las primeras víctimas de mis dientes; cuando el borrador desaparecía de la cabeza del lápiz, se convertía en un cómodo dispositvo para rascarse la espalda.

Hoy en día, cuando escribimos mucho más en la compu, el borrador ha tomado dos formas: la una a través del DEL (o delete) y la otra, bastante más peculiar, en forma de Control Z (CTRL Z). Me llama la atención mucho más porque constituye ya no sólo un comando para deshacer cosas, sino también para regresar de modo virtual en el tiempo, para corregir los errores recientes y reconstruir todo el mundo desde esa perspectiva del computador.

A veces quisiera poder usar el Ctrl Z fuera de la informática, en la vida tal vez, para corregir fallos y recomponer (o constituír) la tan deseada armonía que constituye el deseo de mi yo, según Freud. La amnesia selectiva quizás sea lo más cercano a este maravilloso comando.
A Saúl Valle

5 comentarios:

INSTANTES dijo...

..pos, pero, sería demasiado fácil tener una alternativa así en la vida real ; las huellas de los errores son los que nos hacen fructificar ,,, ufff porque tropezar demasiadas veces con la misma piedra, talvez ya tenga que ver con una ceguera cronica….que habría que tratar ja!
Esto de las teclas nos ha enseñado otras habilidades insospechadas ; pero una cosa hay que tener en cuenta una vez que el mail se despacha no hay vuelta atrás..
Un gran abrazo desde este lado de la cordillera.

Tamia dijo...

entes de deshacer cualquier cosa me detendría a pensar en que pasaría después o que pasaría si hubiese dejado las cosas como estaban, despues de otro paso mas, volvería a detenerme... y así imaginando todas las posibilidades y realidades imaginables.. millones de combinaciones... pero tal vez solo usaría el cntrl Z una vez... aun no decido cual. o talvez me pondría a jugar un buen rato en el mundo, como en paint... luego dejaría las cosas igual y ya... jejej fue divertido pensar en eso... saludos

wAlter diEgo dijo...

Oye loco, yo también leo tu blog, jajaja... buenasa la analogía de ctrl+z y ese borrador que me recuerda mi época de escuela
Al fin ya puse algo nuevo en el walterciego.. digo diego

Marcelo Dance dijo...

Te recomiendo una peli que seguramente te haría cambiar de opinión con respecto a utilizar el Control+Z en la vida cotidiana:
"Eterno resplandor de una mente sin recuerdos" con una de las mejores actuaciones de Jim Carrey...
Saludos!

Kodama San dijo...

A veces es bueno reconocer que las cosas quedaron mejor como estaban, con todo ese millón de faltas y errores, porque gracias a eso llegamos a donde estamos. Pero si, sería bueno que al menos algo del daño que se hace o se recibe en ciertos momentos, pudiera borrarse con la facilidad de un Ctrl+Z.

Un abrazo Nko!!