jueves, 12 de febrero de 2009

Quizás para entonces ya estemos muertos


Entre mis reflexiones aparentemente intrascendentes (de esas que ocurren cuando, en medio de la calle o de la nada te hacen hablar en voz alta y hacen creer al resto que estás loco) recordé una escena de la película Lucas (1986) cuando el chico, interpretado por Corey Haim, le pregunta a Maggie (Kerri Green) con respecto a la visita de las langostas, que visitaban la ciudad cada diecisiete años, Qué pasará cuando ellas[las langostas] vuelvan? a lo que la chica responde "no lo sé" y Lucas replica "Espero que estemos juntos entonces". Bueno, aparte de la película que merece una reflexión aparte, y tomando en cuenta que de 1986 a 1998 pasé la primaria y la secundaria, y que para concluír el siguiente ciclo de visita de estos animales voladores restan seis años, supongo (es obvio) que podrían ocurrir otras tantas cosas, que tal vez ni las imagino.


Se hará realidad el ciclo del calendario Maya que asegura "el final de un ciclo" para el 2012? Clasificará la selección de Ecuador al mundial de Brasil en 2014? (Clasificaremos siquiera a Sudáfrica?) Concluirá Obama su mandato presidencial? Qué nuevos azotes nos deparará el calentamiento global? Cuántos nacerán? Cuántos morirán? Y luego de los diciesiete años próximos, y de los siguientes mil? (al menos me queda la absurda esperanza de que en cinco mil millones de años el sol se hará tan grande que absorberá el planeta, y luego también morirá como una estrella enana).


A propósito, entre las cosas que me inspiraron a escribir al respecto, está el recuerdo de un amigo del colegio fallecido hace casi un año, quién solía decir que "volvería desde el infierno para jalarme de las patas": de eso han transcurrido casi 10 años. No intento hacer una reflexión banal sobre el tiempo y su valor, tampoco sobre la pregunta tan trillada parecida a un drama mocoso, titulada "Qué estoy haciendo con mi vida" ni mucho menos. Tal vez quise dedicarle unas palabras a los recuerdos, no lo sé, a la nostalgia tal vez, o quizás me ha causado alguna sensación rara el ver en Youtube episodios de "Verano del 98" (teleserie argentina que por cierto, acá se pasó inconclusa), o tal vez he sentido cierta envidia del espectacular título del último post de Marcelo Dance denominado "Recuerdos del futuro".


Dónde estaremos cuando las langostas regresen? Quizás para entonces ya estemos muertos.


A José Luis Trujillo

2 comentarios:

Marcelo Dance dijo...

David:
Primero te aclaro que el título no es mío, sino del autor del libro, Erich von Daniken. De todas formas me da cierto orgullo ególatra, esa envidia tuya. Sobre todo porque proviene de una persona a la que considero sumamente creativa.
Si tuviera que comparar tu blog con un grupo musical, sin duda ese sería Love and Rockets. Por estética y también por contenido. Una banda que siempre me gustó. Sobre todo su demoledora versión de “Ball of Confusion”. Te la recomiendo…
Me resultan más que interesantes tus reflexiones. Hay cuestiones que seguramente sin proponérnoslo remueven fibras íntimas que nos llevan a la nostalgia o a la melancolía.
Lo digo con conocimiento de causa. Soy porteño, voy rumbo a los 47, y si bien no lo escucho mucho, llevo el tango en la sangre. Y el tango es sinónimo de nostalgia y melancolía.
Hace un rato terminé de ver “La Guerra de los Mundos” con Tom Cruise, y me quedé pensando que extremadamente frágil es nuestra existencia.
Basta que aparezca un loco escapado de una penitenciaría o en una nave extraterrestre, para que acabe con lo que conocemos como vida. Nuestra propia vida.
Así y todo la vida sigue, y también los planteos y las eternas dudas con respecto a ella. Y como decía el gran Jimbo “No One Here Gets Out Alive” (De aquí nadie sale vivo) lo que nos da la pauta que lo único seguro que tenemos es la muerte. Por eso creo que hay que aprender mucho de nuestros hermanos mexicanos. Ellos homenajean a la muerte, flirtean con ella y la incorporan a sus vidas sin miedo, sin temor, como algo natural, tan natural como la creación…
Dónde estaremos cuando las langostas regresen?
Mi idea sería estar a unos 2.700 mts. Sobre el nivel del mar… llegarán a esa altura?
Saludos David!

PD: Porqué Ecuador no va a clasificar para Sudáfrica? Hay tiempo todavía…
PD2: Releyendo el comentario te diría que me fui un poco al carajo, puede ser por la hora (03:15 AM) pero quizás tu entrada de alguna forma también hizo resonar alguna cuerda dentro mío…

Kodama San dijo...

Yo de solo tratar de imaginarme qué será de nosotros (Fabián y yo, y ahora Zeus) en tan solo uno o dos años no sé qué pensar, es decir, uno tiene planes, y quiere hacer cosas, si, pero no se sabe si la muerte nos esté esperando, o alguna otra desgracia, o alguna otra alegría que nos cambie la vida. Lo único real es lo que vemos en este momento, y lo que vivimos hoy, quizás no haya más un mañana.

Un abrazo Nko, te quiero.