lunes, 23 de febrero de 2009

Carnaval


"Vas escuchando la voz,
del que suspirando canta,
qué bonito es carnaval"


(copla popular guarandeña)




Anoche no pude dormir por un profundo dolor en mi oído izquierdo: el motivo, un accidente al saltar de la tabla a la piscina en Cununyacu (Pichincha) a donde fui el sábado. Sin embargo, la razón de este post es el carnaval ecuatoriano, que tradicionalmente celebramos lanzándonos agua los unos a los otros, por lo menos acá en Ecuador, práctica que poco a poco se ha ido prohibiendo dada la cantidad de accidentes y el desgaste del líquido vital.


Guaranda en Bolívar y Ambato en Tungurahua son las ciudades con la celebración más concurrida, aunque tampoco se quedan atrás Chimbo (Bolívar) Guamote (Chimborazo) o las playas del litoral, que por estas fechas están a reventar.


Como dato especial, históricamente la ciudad de Ambato ha tenido siempre restringido el juego de carnaval con agua, a diferencia de Guaranda en donde todo el mundo se baña y moja, en una especie de batallas campales espontáneas. Otro detalle relevante es que la ocasión en Ambato se denomina "Fiesta de las flores y las frutas", y que tuvo su origen luego del terremoto de 1949. Respecto a Guaranda, allá se elige al "Taita Carnaval", personaje elegido de entre los ciudadanos más destacados de la ciudad.


En nuestro país se celebran cuatro días de feriado con ocasión de los carnavales. Cuántos días celebran ustedes en sus países?

4 comentarios:

Marcelo Dance dijo...

En una época las fechas de carnaval eran días feriados, pero a partir de la dictadura de 1976 pasaron a ser días laborables.
Hace poco en Buenos Aires se juntaron unas cuantas Murgas para protestar y pedir que se vuelvan a decretar los feriados.
Creo que por la idiosincracia del porteño, el carnaval debería ser parecido al de Venecia. Los porteños estamos muy lejos del espíritu brasilero, aunque en algunas ciudades del interior (Gualeguaychú y Corrientes) tratan de imitar ese espíritu, con resultados no siempre felices.
Saludos!

INSTANTES dijo...

ahhhhhhhhhhhhhh que lata!!
quise borrar un comentario que se repitio y borre los dos, lo sientooooooooo , me gusto lo que habia dicho, de seguro esta en tu correo , copialo porfa.
saludos!!!

David Nicolalde dijo...

A petición de Leto Cárdenas de Chile, repito este comentario (suprimido por accidente):



"Que pena los accidentes ocasionados por golpes de agua, pues me parecen divertidos ,lo bueno parece ser que no tienen gran trascendencia, aparte de un resfrió o un dolor de oídos (lo que espero ya estés recuperado).

No existen los carnavales en mi país, a lo mas en el norte hacen fiestas religiosas que sirven de catarsis y en donde el roce de los cuerpos los lleva a soñar.. en las noches frías que esa zona tiene.

En el sur somos algo mas ilusionistas, celebramos la noche Valdiviana, vistiendo embarcaciones fluviales y dándole sombras de colores al río con fuegos artificiales. saludos!!! "
Leticia Cardenas

Gracias Leto y Marcelo por sus comentarios!

caramelo dijo...

pues ya de vuelta y renovada (no yo, el pc).

Iba a comentar tu poema de arriba, pero me llamó la atención tu dolor de oidos (ojalá haya pasado) no tanto por el dolor (disculpa) sino porque leí "Cunuyacu" y md volví a la infancia, a las tres piscinas de agua tibia de esos tiempos, a cuando aprendímos con mis hermanos a nadar en la piscina grande de celeste profundo. Tantas vacaciones que fuimos, tantas sambullidas...gracias por tantos recuerdos (incluido el carnaval de bombas, manguerazos y lavacarazos...es que soy de esos tiempos :)

Te dejo un abrazo,