jueves, 24 de diciembre de 2009

El presente de Navidad



De haber sabido entonces que ese carro de madera sería el último, quizás no lo hubiera tirado. De enano era bastante ambicioso; la tele hizo que me obsesionara con una pista de autos de control remoto. Dicen que los niños son pura ternura e inocencia; en mi caso, deseaba todos los juguetes caros habidos y por haber. Así, los trompos y yoyos me parecían poca cosa, al igual que las fundas de caramelos. Quería esa pista, y la navidad de 1989 no iba a ser perfecta sin ella.

Eran las doce, y para entonces ya no creía en Santa Claus; sabía perfectamente que eran mis papás, mis tíos y mis abuelos los de los juguetes y todas esas pendejadas. Por entonces mi ma no tenía trabajo, y ya nos había advertido que los únicos regalos que recibiríamos serían de parte del abuelo, que era carpintero y había fabricado un pequeño carrito cuyas ruedas pulió el mismo durante casi medio año, ya que no tenía torno. Al día siguiente de nochebuena, cuando el abuelo regresó a su casa, decidí tirar el carro por una calle empinada. No me gustó el carro. Quería mi pista de autos de control remoto.

La navidad siguiente, los abuelos ya no volvieron a visitarnos; la navidad subsiguiente, la abuela había fallecido, y cuatro meses antes de la navidad que le seguía, el abuelo se pegó un tiro. Quizás debí conservar el carrito.

7 comentarios:

INSTANTES dijo...

El valor de la dedicación, del tiempo invertido, convertidos en energía...,que sin duda ese juguete debio tenerlo a raudales.
Un saludo cariñoso en esta Navidad!

Carol García Zambrano dijo...

Solemos ser crueles cuando niños, en medio de tanta "inocencia". Tengo sobrinos y ya he vivido sus desplantes, supongo que hice lo mismo con los adultos cuando era chica.
Felices Fiestas!!!

Susurro lascivo dijo...

Feliz navidad a ti tb... aunque muchas nos traigan recuerdos amargos

:3

CELF dijo...

Gracias por tus buenos deseos, espero que también hayas pasado unas buenas fiestas!... Me gustó tu historia, la verdad también he vivido esos pasajes de botar regalos que no me gustaron y que después me arrepentí de no guardarlos...
Pero bueno, disfruta estas fiestas y un buen año!!

Tamia dijo...

que triste, me hiciste acuerdo de muchas cosas mias...

saludos, abrazo navideño =)

pol el creador dijo...

la foto del carrito de madera del max 5 me gusto.ayyyy loca !!!

Kodama San dijo...

:S Esta historia es puro invento tuyo o es cierta? Qué triste!! Por eso siempre hay que valorar las pequeñas cosas, nos hacen más felices...