sábado, 9 de febrero de 2008

Lovesong


Hay muchas canciones que seguramente fueron escritas por la inspiración misma; muchas otras simplemente no representan nada. Bien, es una cuestión de tipo más bien personal; no todos percibimos de la misma manera; de este modo, no será lo mismo "Orion" de Metállica para mi vecina que "La vecinita tiene antojo" para mi. Parece que la teoría de la relatividad, al menos en su representación más ingenua, se podría aplicar acá.



Hay un tema que no sé si lo cantaban los Jackson Five, o los New Kids; la he escuchado en una radio local de Quito hace algún tiempo, y me recordó la infancia ochentera. He buscado en YouTube y Google, pero no la capto todavía. El punto es que, es una canción bastante tierna, como aquella de la Olivia Newton John (no la de Grease, sino otra cuyo título es "Have you ever...".



La canción más hermosa del mundo no sé si exista. La más horrible tampoco. Pero el reguetón hace méritos.

1 comentario:

Tamia dijo...

La diferencia es que hay canciones que nacen del corazón, o del cerebro, supongo... y hay otras que nacen del bolsillo...