martes, 28 de julio de 2009

Hipomegatedio

Los colores oscurecen bajo un sol
paradójico que se atreve a calcinar
los intelectos.
Aquél tren de medianoche se
estacionó en medio del parque.
Los chicos deambulan,
caminan junto a nadie;
unas palabras de messenger
me hablan del fin de los tiempos
mientras contemplo una botella
vacía de plástico.
Los textos se convierten en líquidos
amargos de incertidumbres,
el cadáver de un pájaro me recuerda
cuan susceptible es el mundo.

2 comentarios:

INSTANTES dijo...

…,Me gusta la habilidad que tienes para idear palabras o nombres“hipomegatedio”suena elocuente y genial; que amenaza a ratos con engullir el poema, aunque luego toma vida trasmitiendo desasosiego.

Marcelo Dance dijo...

Cuan susceptible es el mundo, para que el fin de los tiempos venga anunciado en una ventana del messenger...
Saludos David!