viernes, 3 de junio de 2011

Nunca dices adiós


Te vas,
como la lluvia cuando termina,
te vas,
dejando un espejo donde se reflejan
los fantasmas.
Te vas,
como el tenue granizo de un instante,
llevandote la ilusión de jugar con nieve.
Te vas sin decir adiós,
nunca dices adiós,
como el arcoiris que no puedes
mirar desvanecerse,
decir adiós,
para qué,
las palabra para qué.
La vida se desvanece en un instante.
El viento no tiene palabras.
Nunca dices adiós,
la noche no llega gritándote un hola,
sólo te regala la luna para quitartela
una y otra vez.
Nunca digas adiós,
nunca te despidas.
Que el viento no tiene voz,
ni el mar dice hasta pronto.

3 comentarios:

Paulette dijo...

Me ha encantado... me he sentido tan identificada...
Yo también tengo a alguien que se va, como cuando termina la lluvia.
Ojalá algún día puedan quedarse hasta ver el arcoiris y más...

Priska.. Gata Dorada.. dijo...

Hermoso..

vary dijo...

Bello y conmovedor...